El mejor equipo para nuestra startup

Al iniciar nuestro proyecto nos preguntamos qué debemos hacer para tener el mejor equipo para nuestra startup. Ésta es una cuestión difícil de contestar. Estamos hablando de personas que como tales tienen un conjunto de habilidades, motivaciones y actitud que utilizadas de forma combinada pueden dar resultados sorprendentes e inesperados.

Cómo han de ser los perfiles de nuestros cofundadores

Lo que sí podemos decir es que una startup por su propio momento vital, precisa en principio de dos características que debemos tener en cuenta. Sus integrantes deben ser multidisciplinares y deben ajustarse a las necesidades básicas del proyecto que se quiere abordar. No podemos olvidar que en esta etapa es cuando menos dinero se puede gastar y por tanto pagar habilidades externas.

Dicho esto, podemos detallar un poco más. Deberíamos pensar en un equipo complementario. Por supuesto necesitamos alguien con visión de la necesidad, promotor del proyecto y constructor de la primera versión mental del producto o servicio.

A su lado necesitaremos alguien con la habilidad y las capacidades óptimas para desarrollar de forma adecuada esta visión inicial. No es fácil ni habitual acertar a la primera todos los elementos que confluyen en un producto o servicio ganador. Deberemos hacer un recorrido de concreción a través de la observación y trabajo en el mercado para acertar.

Para cumplir con el objetivo anterior necesitaremos disponer de perfiles con habilidades de comunicación para reclutar y retener el mejor talento posible. No olvidemos que nuestra primera venta es la que realizamos al construir nuestro propio equipo. Si a estos no les sabemos contagiar el interés por el proyecto, difícilmente lo haremos con inversores y menos con los clientes en el futuro.

Finalmente deberemos tener en cuenta las habilidades administrativas. Podremos empezar sin disponer de este perfil, pero pronto nos daremos cuenta de que lo necesitamos.

No hay que incorporar todos los perfiles al mismo tiempo

Ahora me diréis que hablamos de convencer a mucha gente y esto además de ser difícil toma mucho tiempo. Es verdad, por esto os avanzaré que en muchos casos no se necesitan tantas personas distintas, se puede empezar por los dos primeros perfiles e ir completando el equipo. Aquí hay dos consideraciones importantes a tener en cuenta, el Promotor de la idea debe ser un buen vendedor de la misma y el equipo fundador, sea de la dimensión que sea, debe estar bien cohesionado. El éxito llegará en mayor medida de la mano del equipo que de la calidad de la primera idea.

A partir de aquí podemos decir que dos perfiles con habilidades opuestas y complementarias, con confianza, mente abierta y respeto mutuo, todo ello apoyado por unas habilidades previas que confieran experiencia, pueden bien ser la base de un buen equipo que pueda trabajar escuchando al mercado y tomando decisiones adecuadas para definir finalmente el proyecto

También te puede gustar
Tags: Emprendimiento

Más Artículos Parecidos

Menú