El Acuerdo de Participantes

Los conflictos entre los fundadores están asegurados por mil motivos como, por ejemplo, el proceso de toma de decisiones. Por eso, lo primero que tienen que hacer es firmar entre ellos un Acuerdo de Participantes, también llamado Acuerdo de Fundadores.

En un principio, puede parecer innecesario y hasta improcedente proponer firmar un documento de este tipo. Incluso, puede dar la sensación de que quien lo propone hace una demostración de desconfianza respecto al resto de fundadores. Sin embargo, esta es una de las decisiones más necesarias, ineludibles y urgentes que se debe tomar cuando se crea un equipo de fundadores. Es decir, una startup en el sentido lean.

¿Para qué sirve el Acuerdo de Participantes?

El Acuerdo de Participantes es un instrumento para regular el funcionamiento de la startup desde que se crea el equipo de fundadores hasta la constitución de la empresa. Este tipo de acuerdo es diferente del conocido como Pacto de Socios que se firma cuando la startup se constituye como empresa o cuando entran inversores en ella. En nuestro caso los fundadores no son socios porque la sociedad no está todavía legalmente constituida.

El Acuerdo de Participantes debe contemplar aspectos como:

  • las líneas maestras del proyecto,
  • la filosofía y la cultura de la startup,
  • la participación que tendrá cada fundador cuando se cree la empresa en función de dedicación y sus aportaciones en dinero,
  • las condiciones para la marcha de un fundador,
  • el procedimiento para la toma de decisiones,
  • etc.

Cuando hablamos de equipo de la startup (en el sentido lean), hay que distinguir muy bien los diferentes roles de fundador, de trabajador y de financiador. Un fundador puede tener los tres papeles y ha de quedar muy claro que los tres son independientes. Por ejemplo, si un fundador no cumple como trabajador con las responsabilidades asignadas puede ser despedido como tal. Sin embargo, puede mantener su continuidad como fundador. Todo ello ha de quedar muy claro en el Acuerdo de Participantes.

¿Cómo valorar el trabajo y la aportación de dinero de los fundadores?

Los fundadores que trabajan en el proyecto deben recibir un salario en función de su dedicación, de su nivel de responsabilidad y de su capacidad. Es importante poner sueldos de mercado, sin embargo, si no es posible pagar la totalidad del salario, el resto debe constituirse como un préstamo a la startup.

Los fundadores pueden poner dinero en el proyecto. Si la empresa no está todavía constituida se puede considerar que el dinero aportado es un préstamo en el mismo sentido que el trabajo no cobrado. Finalmente, el dinero aportado como trabajo o en efectivo se puede convertir en participaciones de la empresa o devolverse en las condiciones que se determinen en el Acuerdo de Participantes.

Cuando finalmente se constituye la empresa, es posible valorar como un activo el producto desarrollado/servicio en una cantidad que puede reflejar las aportaciones de cada fundador tanto en dinero como en trabajo y capitalizar dicha inversión en las participaciones de cada socio de la empresa.

El Método Ekiter permite gestionar estos procesos de forma clara a través del uso de los tokens del proyecto. Para eso, en Ekiter se dispone de un Acuerdo de Participantes que contempla todos los puntos mencionados en este artículo.

También te puede gustar
Tags: Emprendimiento

Más Artículos Parecidos

Menú